viernes, 15 de abril de 2011

Comunicación y lenguaje en niños

Rol Fonoaudiólogo: 


El fonoaudiólogo como profesional de la salud posee las habilidades y destrezas necesarias para la evaluación, investigación, diagnostico, tratamiento, rehabilitación, habilitación y prevención de las alteraciones del habla y lenguaje que presentan los niños o jóvenes (De Barbieri, 1999)


Este profesional que se desempeña en el área infanto-juvenil debe constituir un ejemplo como comunicador y para ello debe poseer indemnidad sensorial y condiciones anátomo-fisiológicas que le permitan un buen funcionamiento del aparato fonoarticulatorio y manejo apropiado del lenguaje lecto-escrito, entre otros. Adicionalmente debe desarrollar ampliamente su creatividad, iniciativa y flexibilidad para adaptarse a los distintos escenarios y pacientes con los que se enfrenta en su quehacer. El profesional de esta área es el que más se ha incorporado a la atención primaria en hospitales, clínicas y consultorios (a diferencia de las otras áreas de la disciplina que lo hacen principalmente en atención terciaria) debido a la alta frecuencia de trastornos de la comunicación en lactantes y preescolares. Además es importante destacar la imprescindible labor que estos profesionales realizan en escuelas especiales de lenguaje y unidades técnico pedagógicas donde brindan atención directa a los menores y asesoría técnica a los profesionales de los establecimientos educacionales (Acosta, et al, 2010a)




Población que atiende:
La población que atiende es constituida por lactantes, preescolares, escolares (6-12 años) y escolares adolescentes (13-18 años).


Patologías que atiende:
Cuando una persona tiene problemas para entender a los demás (lenguaje receptivo), o para expresar pensamientos, emociones e ideas (lenguaje expresivo), esa persona presenta un trastorno del lenguaje. Cuando la persona no es capaz de producir los sonidos del habla correctamente o con facilidad, o tiene problemas de la voz, se dice que presenta un trastorno del habla (The American Speech-Language-Hearing Association - ASHA, s.f.)
Ahora con la diferencia entre lenguaje y habla, serán más comprensibles las patologías que esta área atiende.


1.- Trastorno asociados: 


1.1.- El T.G.D. es una perturbación grave y generalizada de varias áreas del desarrollo: habilidades para la interacción social, habilidades para la comunicación o la presencia de comportamientos, intereses y actividades estereotipadas.
Dentro del T.G.D. encontramos: Trastorno de Rett, Trastorno de Asperger, Trastorno de Tourette, Trastorno desintegrativo infantil, Autismo.





1.2.- La Parálisis Cerebral (PC), entre las secuelas clínicas derivadas de lesiones cerebrales precoces, fijas y no evolutivas, los trastornos motores ocupan un lugar preponderante e implican dificultades articulatorias del lenguaje oral. El factor común consiste en un déficit crónico del control de la motricidad. La fonoaudiología desempeña un importante papel en los trastornos motores del habla, el cual se apoya en dos tipos de técnicas:
- Técnicas globales, las que tratan de hacer tomar conciencia al niño de ciertas posibilidades que no le son habituales, mejoran su respiración, voz y articulación del habla.
- Técnicas analíticas, mejoran los movimientos de los labios, la lengua y la cara mediante el empleo de diversas estrategias (Truscelli, s.f).


1.3.- Deficiencia Mental, las habilidades verbales constituyen un aspecto especialmente frágil para este niño y guarda relación con el desarrollo de la psicomotricidad y con el sistema educativo.
Los niños con deficiencia mental severa sufren un importante retraso en las interacciones sociales tempranas (sonrisa social, contactos oculares y protoconversaciones) (Aguado, Narbona, s.f). En ella encontramos la Oligofrenia, esta se debe a la patología psíquica grave producida por la interrupción del desarrollo de la inteligencia, se da a temprana edad (antes de los 18).


1.4.- Afasia, son resultado de una lesión cerebral adquirida en una persona con lenguaje previamente competente. La afasia se debe a un daño en las áreas fronto-temporo-parietales del hemisferio dominante, generalmente el izquierdo. Estos daños cerebrales pueden estar causados por encefalopatías, accidentes cardiovasculares, traumatismos craneoencefálicos o tumores. Se considera afasia, con más claridad, cuando se produce a partir de los 3 años de edad, aproximadamente. Existen diferentes tipos de afasia.


* Afasia anómica o falta de vocablo, consiste en una dificultad especifica de evocación de palabras bien conocidas.
* Afasias sensoriales, poco frecuente en el niño.
*Afasia de conducción, lenguaje bastante fluente y desprovisto de trastornos articulatorios. Su rasgo principal es la alteración masiva para repetir.
*Afasia transcorticales, es la capacidad para repetir mensajes verbales en un grado exagerado.
*Afasia Motriz, se presenta con una forma de expresión verbal no fluente, emitida con lentitud y esfuerzo, con un exceso de pausas; los movimientos articulatorios son distónicos, exagerados e imprecisos y los fonemas se producen deformados (Van Hout, s.f)


1.5.- Dislalia, es un trastorno o alteración en la articulación de los fonemas o sonidos, bien sea porque se omiten algunos de ellos o porque se sustituyen por otros.


1.6.- Disfasia, es un trastorno severo de la adquisición del lenguaje, que se afecta la expresión y la comprensión del lenguaje.


2.- Trastorno especifico del lenguaje (TEL):


El trastorno específico del lenguaje se considera como una patología evolutiva que se ha denominado por exclusión por lo que se eliminaron como factores causales los procedentes del daño cerebral, el retraso mental, de las limitaciones perceptivas y motoras, y de las condiciones socio ambientales negativas (Acosta, et al, 2010b)


Campo laboral:


Según Juana Barrera y Casandra Araya se puede analizar el campo laboral a través de dos variables:
-Sector o actividad de desempeño: se refiere al ámbito productivo, de bienes o servicios, en que se emplea el profesional.
-Función o cargo de desempeño: se refiere al tipo y nivel de tareas al que se ocupa al profesional (función ejecutiva, de supervisión y subordinadas). (2001)


Los principales sectores donde se desempeña y cargo que adopta el fonoaudiólogo, del área infanto-juvenil, son:


- Sector Salud: dentro de este sector, el profesional fonoaudiólogo, se constata tanto en el nivel de atención pública como en el nivel privado, de atención primaria, secundaria y terciaria. En relación a la función que desempeñan, se encuentra la función ejecutiva y de supervisión, en la cual el sector público no asume este tipo de tareas, por lo tanto, su función es subordinada. En cambio, el sector privado desempeña la función ejecutiva a través de la dirección de centros de atención de salud de carácter multiprofesional, y función de supervisión a través de la participación en proyectos de atención en salud para sectores poblacionales que presentan limitado el acceso a este tipo de atención profesional (Barrera, J; Araya, C; 2001)


- Sector Educación: el profesional puede enseñar en jardines infantiles, escuelas básicas, escuelas diferenciales, en las cuales se tratan trastornos del lenguaje, autismo, entre otros (Barrera, J; Araya, C; 2001)


Breve historia del área en Chile y en el mundo


En 1955 surge la idea, a partir de inquietudes de un grupo de Médicos Otorrinolaringólogos del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, de formar un profesional especializado en problemas de comunicación oral. Entre 1956 y 1958 se realizó el primer curso de fonoaudiología, en el cual participaron como docentes médicos otorrinolaringólogos de la U. de Chile y dos fonoaudiólogas argentinas. Estos principalmente se especializaban en niños pre-escolar, por lo que aun no existían grandes discusiones sobre el área juvenil. En 1990 se realizaron modificaciones al currículo para responder de modo más efectivo a los nuevos lineamientos del profesional. En 1995 se pone en marcha un nuevo currículo, se agrega un quinto año y se otorga el grado de Licenciado en Fonoaudiología. Para esta fecha ya había comenzado el debate sobre el campo juvenil (Martínez, et al, 2006).
En el mundo esta área va surgiendo bajo la necesidad de resolver distintas alteraciones del lenguaje y habla. Su denominación va variando según el país, por ejemplo, en Gran Bretaña existe el terapista o terapeuta del lenguaje y del habla, en Norteamérica existe el terapista del lenguaje/habla, en el ámbito anglosajón, es necesario optar por una u otra especialidad desde el máster o, incluso, como en Gran Bretaña, desde el pregrado, en España existe el logopeda, especialista en trastornos del lenguaje y de la comunicación en general y en Latinoamérica, se usa mayoritariamente el término fonoaudiólogo (Martínez, et al, 2006).




                    (*)Fotografía de la unidad de patología del lenguaje, Hospital J.J. Aguirre.


Estado actual del área en Chile y el mundo


Actualmente, la principal fuente laboral de los fonoaudiólogos se encuentra en el ámbito educativo, particularmente en las Escuelas de Lenguaje y en Proyectos de Integración en la
Educación Preescolar y Primaria. Las escuelas de lenguaje son un tipo de institución de educación especial, que atiende a niños con trastorno específico del lenguaje (TEL) entre 3 y 6 años, excepcionalmente a niños entre 2 y 3 años (Martínez, et al, 2006). Esto quiere decir, que el fonoaudiólogo de esta área está realizando trabajos del ámbito educacional primordialmente.


Proyecciones del área


Esta área posee gran proyección, ya que existe un amplio campo a nivel educacional, el cual sigue en expansión. Por lo que se necesitan cada vez más fonoaudiólogos que trabajen en estas escuelas especiales, jardines, etc. También en el área de la salud es altamente requerido, porque a temprana edad empiezan a manifestarse diferentes trastornos asociados al lenguaje.
Por lo tanto, esta área irá creciendo a medida que la población vaya informándose de las diferentes patologías que esta puede atender.



Referencias


1.-Acosta, R; Acuña, D; Araya, G; Blanco, M.J; Castro, M; Espinoza, Y; Fortini, C; Galeas, A; Garcés, M;


                         Hernández, K; Henríquez, N; Hodar, V; Hormazabal, K. (2010a). ¿Qué hace el fonoaudiólogo en




                         Chile? Entrada blog fonoinfantil2010. Recuperado el 13 de abril de 2011, de


                         http://fonoinfantil2010.blogspot.com/2010/06/perfil-del-fonoaudiologo-en-chile.html




2.- Acosta, R; Acuña, D; Araya, G; Blanco, M.J; Castro, M; Espinoza, Y; Fortini, C; Galeas, A; Garcés, M;


                         Hernández, K; Henríquez, N; Hodar, V; Hormazabal, K. (2010b). Trastorno especifico del


                      
                         lenguaje TEL. Entrada blog fonoinfantil2010. Recuperado el 13 de abril de 2011, de




                         http://fonoinfantil2010.blogspot.com/2010/06/trastorno-especifico-del-lenguaje-tel.html






3.- Aguado, G; Narbona, J. (s.f). Lenguaje y deficiencia mental. El lenguaje del niño, p.355.




4.- ASHA (s.f). ¿Qué es el Lenguaje? ¿Qué es el Habla? Recuperado el 14 de abril 2011, de


                                 http://www.asha.org/public/speech/development/lenguajehabla.htm5.- Barrera, J; Araya, C. (2001). Análisis del campo ocupacional del fonoaudiólogo. Revista Chilena de 


                         Fonoaudiología, n.3, pp. 8-12.


6.-De Barbieri, Z. (1999). Perfil profesional del fonoaudiólogo chileno. Revista Chilena de Fonoaudiología, n.2, p. 8




7.-Martínez, L; Cabezas, C; Labra, M; Hernández, R; Martínez, L; Cerutti, M; Malebrán, C. (2006). LA


                         LOGOPEDIA EN IBEROAMÉRICA. Actas del XXV Congreso de Logopedia, Foniatría y


                         Audiología.






8.-Truscelli, D. (s.f). Trastornos del habla y del lenguaje en los síndromes lesiónales precoces: parálisis cerebral.


                         infantil. El lenguaje del niño, pp.225-245


9.- Van Hout, A. (s.f). Afasia del niño. El lenguaje del niño, pp.283-292.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada